Testimonio

De China a Uruguay: una experiencia preciosa

Ma Yinfei y Ding Shasha vinieron de la ciudad de Harbin, en el norte de China, a Montevideo para estudiar español; con buenos resultados, porque el 26 de noviembre obtuvieron el segundo y el tercer puesto en la categoría adultos, en la competición de oratoria chino-español, organizada por la Embajada de la República Popular China en Uruguay.

Fecha: 02/12/2016

Ambas estudiantes llegaron a Uruguay en agosto para cursar el tercer año de su Licenciatura en Español en la Universidad ORT Uruguay, en el marco de un programa conjunto con la Universidad Pedagógica de Harbin, mediante el cual pueden cursar un año en Uruguay o en España.

En la competición, que tuvo lugar en el aula magna de la Universidad Católica del Uruguay, Ma Yinfei obtuvo el segundo puesto por su discurso en idioma español en la categoría adultos, haciendo referencia a la amistad entre Uruguay y China, la que resume como “sólida, en crecimiento y sincera”.

Por otra parte, Ding Shasha obtuvo el tercer puesto por el discurso con el título “Mis amigos uruguayos”, a los que describe como “macanudos”.

Las dos estudiantes tienen un manejo fluido del español que sorprende, si uno considera el poco tiempo que lo estudian y las grandes diferencias que tiene este idioma con su lengua materna. Así, en chino mandarín no existen las conjugaciones verbales ni los artículos, siendo estas características fundamentales del idioma español.

También hay palabras que resultan difíciles. Ma Yinfei recuerda que una vez contó que llevaba una mochila muy “pescada”. Además, le cuesta distinguir entre chorizo y chivito. Ding Shasha relata entre risas que hasta ahora se confunde entre mayonesa, muzarela y milanesa.

Para la preparación de los discursos orales, que debían tener una duración de dos minutos, contaron con el apoyo de la profesora Hecsil Coello, que enseña “Español en los Medios” desde que el programa conjunto inició en 2012.

A las dos estudiantes les gusta la universidad. Respecto a la enseñanza, mencionan que es distinta. En la Universidad ORT Uruguay notan más colaboración entre compañeros y trabajo en equipo, mientras en China se trabaja más individualmente.

¿Qué sabían de Uruguay antes de venir?

“Nos hablaron de los chivitos y antes de venir ya probamos el dulce de leche y los alfajores. También sabíamos de la pasión por el fútbol”, cuenta Ma Yinfei y agrega que es fanática de Peñarol.

¿Qué fue lo que más les llamó la atención cuando llegaron?

Ding Shasha menciona la tranquilidad; Ma Yinfei el estilo de vida. “Aquí la gente disfruta más. En China, los adultos llenan su vida de trabajo”, cuenta Ma Yinfei y menciona al gao kao, el examen de ingreso a la universidad, que está asociado con mucho trabajo y estrés en los jóvenes que recién salen de la secundaria.

¿Los uruguayos y los chinos tienen costumbres diferentes?

Entre las muchas diferencias que notan, destacan aquellas relacionadas con la demostración de afecto y el contacto corporal. A diferencia de Uruguay, cuentan que en China hay una clara distancia física entre las personas. Por ejemplo, los abrazos entre padres e hijos son poco frecuentes y para saludar no se dan besos. A pesar de esto, es muy común en China que las amigas caminen por la calle de la mano o tomadas del brazo.

También los horarios son muy diferentes. En Harbin, Ma Yinfei se levanta a las 6 h y se acuesta a las 23 h; En Mntevideo se levanta a las 11 h y se acuesta a las 2.30 h.

Como la mayoría de sus compañeros, extrañan la comida, especialmente los picantes que en Uruguay son difíciles de conseguir. Se las ingenian para cocinar platos típicos de su país, aunque también les gustan los platos locales.

Ding Shasha, que ya sabía cocinar antes de llegar, destaca los tallarines con tuco, mientras que Ma Yinfei cuenta que descubrió el merengue con frutillas.

¿Por qué eligieron Uruguay para estudiar?

Ding Shasha eligió venir a Uruguay por los padrinos. “Me contaron que no es fácil encontrar amigos en España. Acá sí. Los estudiantes de otras generaciones, que ya estudiaron en Uruguay, me lo comentaron y lo pude comprobar.”

“Hay una distancia muy grande entre los dos países. No es fácil ir a un país tan lejos de China. Otros compañeros me dijeron que las clases en Uruguay eran más divertidas, porque en España estudian más gramática. También elegí venir a Uruguay por Javier (Sabah), nuestro profesor uruguayo en Harbin, que nos ha ayudado mucho”, cuenta Ma Yinfei y concluye: “es una experiencia preciosa”.

area internacional